NO EXISTE DOCUMENTO ACTUALIZADO QUE INDIQUE CUÁNTOS FUERON LOS ACUERDOS DE PAZ FIRMADOS

By on 19 enero, 2017

Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

  1. LA DICTADURA ECONÓMICA DE LA OLIGÁRQUIA TERRATENIENTE-BURGUESA DE EL SALVADOR, ejerció el poder económico-político del Estado por medio del ejército, desde el 2 de diciembre de 1931 hasta el 16 de enero de 1992, duro 61 años. Su base de sustentación para dominar todas las estructuras y formas de poder, fue la más cruel explotación económico-social que el pueblo haya sufrido, y la más despiadada opresión y represión política, lindando con el aniquilamiento del propio ser nacional. Los pueblos originarios y campesino, fueron siempre los más afectados, durante las tres grandes represiones, con características intencionales de exterminio genocida así: la primera fue en 1833, en tiempos de Anastasio Aquino contra el Pueblo Nonualco; la segunda en 1932, centró la fuerza represiva contra el pueblo originario de Izalco, el Partido Comunista y el asesinato de Farabundo Martí; y la tercera durante la guerra civil que comentamos 1980-1992 a través de más de 124 masacres registradas por la Comisión de Derechos Humanos y otras organizaciones gubernamentales y no gubernamentales en la Revista Enfoques.
  2. LO QUE AFIRMAMOS EN EL TITULO DE ESTA COLUMNA ES VERDAD IRREFUTABLE, ya que en El Salvador, existen muchas universidades, instituciones públicas, no pocos partidos políticos, miles de individuos graduados con títulos académicos de sociólogos, economistas, doctores en jurisprudencia y ciencias sociales, antropólogos, centenares de investigadores, etc. Usted puede comprobarlo en las páginas de internet de las respectivas universidades, partidos políticos e incluso del Ministerio de Educación, y no encontrará un documento orientador que haya sido tratado científicamente, al haber transcurrido los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz. ¿Cuántos fueron esos Acuerdos de Paz, qué porcentaje se cumplió y qué porcentaje no se cumplió?
  3. LAS PARTES NEGOCIADORAS DE LOS ACUERDOS DE PAZ fueron al mismo tiempo las partes beligerantes: 1) El Gobierno y las fuerzas armadas y 2) El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). Contaron con la asesoría de las Naciones Unidas, ONU. Los objetivos generales que se trazaron para acabar el conflicto bélico fueron: “a) Terminar el conflicto armado mediante la vía político-negociada, b) Impulsar la democratización del país, c) Garantizar el respeto de los Derechos Humanos y d) Reunificar a la sociedad salvadoreña.” En la práctica operativa los Acuerdos se refirieron, 1) A las reformas de la Fuerza Armada, y 2) A la reforma de la Policía Nacional. Los Acuerdos de Paz crearon instituciones como: 1) El Consejo Nacional de la Judicatura, 2) El Tribunal Supremo Electoral, 3) La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, 4) La Policía Nacional Civil con nuevo contenido cívico policial, 5) La Academia de Seguridad Pública para la formación de los nuevos agentes, 6) La Escuela de Capacitación Judicial para Jueces y Magistrados, y la dotación anual del 6% del Presupuesto General de la Nación para la modernización e independencia de la administración de Justicia por el Poder Judicial.
  4. LOS ACUERDOS QUE NO SE DISCUTIERON A FONDO por haberse negado la oligarquía y el Gobierno derechista a hacerlo fueron; 1) El Foro de Concertación Económica y Social, donde estarían representadas todas las organizaciones económicas y populares, como los sindicatos y las asociaciones empresariales. De este acuerdo se trató parcialmente lo relativo a la distribución de tierras, en las zonas donde hubo conflicto armado para distribuirlas entre los combatientes desmovilizados; también parcelaron propiedades que excedían las 245 hectáreas así como las propiedades del Estado que no eran reserva natural, para distribuirlas entre los pequeños agricultores que carecían de tierra; a esto le llamaron Reforma Agraria; 2) Tampoco se discutió la Comisión Nacional para la Consolidación de la Paz, (COPAZ), en las cual estarían representadas las 5 organizaciones del FMLN y el Gobierno de ARENA, “Esta comisión comprendía los acuerdos necesarios para realizar la modificación constitucional sobre la Fuerza Armada.” 3) El acuerdo de Ley de Reconciliación Nacional tampoco fue discutida a fondo, y fue aprovechada por el Gobierno bajo el nombre de AMNISTÍA NACIONAL, para encubrir con “impunidad legal” los horribles crímenes de guerra y masacres sobre la población civil cometidos por los militares. En consecuencia ninguno de los jefes militares responsables de crímenes de lesa humanidad fue juzgado y castigado en El Salvador ni en ninguna otra instancia internacional. EN RESUMEN, de los 11 acuerdos que tomaron las partes se discutieron 8 y dejaron sin discutir 3. Entre estos estuvo 1) El Foro de Concertación Económica y Social, 2) La Comisión Nacional para la Concertación de la Paz, y 3) La Ley de Reconciliación Nacional. No se tomó ningún acuerdo de reforma económico y social en El Salvador, lo que dejó intacta la injusta distribución de la riqueza en el país, que constituye un ejemplo emblemático de inequidad e injusticia social en América Latina. Tampoco hubo medidas para la consolidación de la paz. De ahí que haya habido numerosas guerras no convencionales durante los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz que se cumplieron este 2017.
  5. FINALMENTE HACEMOS NOTAR Del documento que publica la Comisión Politica del FMLN, el 16 de enero de 2017 en el periódico Colatino, lo siguiente: 1) Se trata de una publicación titulada “A 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz, el FMLN ratifica su compromiso de lucha por el cumplimiento de los anhelos del pueblo salvadoreño”, 2) Es una publicación de página completa, y aunque dice referirse a los anhelos del pueblo salvadoreño solo se dirige a la “juventud”, en aproximadamente 1250 palabras, lo cual demuestra una insuficiencia inexplicable, tratándose de la Comisión Política de un partido que supuestamente está integrada por las inteligencias con mayores conocimientos científicos y más ilustradas en las cuestiones políticas, y lo menos que esperábamos era que caracterizaran al contenido fundamental de los 25 años de vigencia, desde la firma de los Acuerdos de Paz hasta hoy y no lo hace. 3) Dice cosas como esta: “hoy damos por sentadas las libertades democráticas, el derecho a votar, vigilar y defender nuestro voto, el derecho a expresar nuestras opiniones y disidencias sin temor a ser reprimidos por los aparatos armados del Estado, el derecho a exigir cuentas a los funcionarios públicos. Todas esas y muchas otras conquistas políticas y sociales son, sin embargo, producto de la lucha sin cuartel de nuestro pueblo. En ese sentido la juventud de nuestro país debe sentirse heredera de aquellas luchas y continuarlas”. ¿Cree usted que en votar y cuidar votos se resumen las libertades democráticas y LOS ANHELOS DEL PUEBLO SALVADOREÑO? ¿No sería esto un partido electorero? 4) En todo caso pedimos a los lectores que lean, analicen y discutan de manera completa la publicación de la Comisión Política del FMLN. Por favor háganlo, aunque sólo sea para darse cuenta de cómo están de equivocados los que dicen ser dirigentes del pueblo, y que además le ofrecen conducirlo a cambios profundos en la estructura económica, política y social de esta sociedad en que vivimos. “Tanto hemos olvidado o tanto nos han hecho olvidar en El Salvador… Hombres, mujeres y niños que vivían, amaban y soñaban, pero que cometieron el pecado de no poseer nada y de vivir en el medio del conflicto, han sido desterrados de la memoria de las nuevas generaciones de salvadoreños, como si ellos hubiesen sido los responsables de tanta violencia y tanta locura”. (PDDH, 1995)

Baje libros de mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *