RECORDACIÓN DE NUESTROS PADRES, A 85 AÑOS DEL ASESINATO DE FARABUNDO MARTÍ, Y EL GENOCIDIO CONTRA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

By on 26 enero, 2017

Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

  1. HOMENAJE DE RECORDACIÓN A NUESTROS PADRES: Este primero de febrero de 2017, se cumplen 85 años del fusilamiento de Farabundo Martí, Mario Zapata y Alfonso Luna; asimismo del asesinato del Cacique de Izalco, Feliciano Ama y el dirigente indígena Francisco Sánchez, de Juayúa, y alrededor de 30,000 campesinos en éstas y otras poblaciones del sur-occidente de El Salvador, en el año 1932.
  2. DURANTE LOS PRIMEROS 32 AÑOS DEL SIGLO XX en El Salvador, la situación económica que había, era la misma utilizada por el esquema económico-oligárquico, de dominio total. Farabundo Martí, nació el 5 de mayo de 1893, y fue fusilado cuando sólo tenía 39 años de edad. En ese breve periodo, hizo florecer en la sociedad salvadoreña de vanguardia, estudiantes y obreros, nuevos contenidos políticos, generados en parte por sus ideas de reformador político de la sociedad laboral y popular, ya que era poseedor de una vocación de patriota. Recordamos, que cuando se produjo el levantamiento socio-campesino, Estados Unidos era el centro de la “gran depresión económica” (1929/1934) del sistema capitalista que afectó de manera arrasadora a nuestro país, monoproductor de café para la exportación a ese mercado.
  3. DURANTE EL ESTALLIDO DE LA CRISIS SALVADOREÑA EN 1932, el pueblo no tenía, literalmente qué comer, ni trabajo, ni tierra que sembrar. La oligarquía terrateniente acaparadora de la tierra había instrumentalizado para su completo servicio a los militares, a través del Gral. Maximiliano Hernández Martínez, que traicionó al único Presidente que durante cien años, había sido elegido democráticamente, o sea, el Ingeniero Arturo Araujo. Así empezó la dictadura oligárquico-militar que duró 61 años (2/12/1931-16/01/1992).
  4. FARABUNDO MARTÍ HA SIDO EL MAYOR REFORMADOR-REVOLUCIONARIO de la sociedad salvadoreña de todos los tiempos; 1) Como organizador sindical y político no se atemorizó nunca ante la férrea dictadura terrateniente local y las centroamericanas que lo perseguían. A pesar del estado de sitio que había en el país, organizó la Liga Antimperialista en 1926, para luchar contra el imperialismo de Estados Unidos, y la opresión, a fin de preservar la independencia nacional que era punto importante de sus objetivos de lucha. 2) En 1925 participó en la organización del Partido Comunista Centroamericano en Guatemala, y ese mismo año también divulgó las posibilidades solidarias por medio del Socorro Rojo Internacional. Creó la Liga Antimperialista y solicitó afiliación con carácter de relaciones solidarias a la Liga Antimperialista de América, y argumentó ante varias organizaciones las vigorosas posibilidades que tenía la unidad para efectuar acciones de lucha contra el imperialismo.
  5. por invitacion de la Liga Antimperialista de América, viajó en Nueva York. La Liga era una organización perseguida por las autoridades de USA. Farabundo, se encontraba en la sede de aquélla organización cuando la policía la irrumpió y corrió igual suerte de detenido como sus compañeros estadunidenses y de otros países. Farabundo protestó por la arbitrariedad cometida y tal como era su personalidad valiente, se comportó con dignidad en los interrogatorios sin dejarse provocar por los policías represores. Farabundo regresó a El Salvador para reintegrarse a la lucha de los trabajadores.
  6. “POR decisión DE LA LIGA ANTIMPERIALISTA, y la Federación Regional de Trabajadores de El Salvador, se dirigió hacia el norte de Nicaragua, encabezando a un grupo de salvadoreños. En junio de 1928, llegó al Depto. de las Segovias. Cuando arribaron al campamento del Ejército Defensor de la Soberanía de Nicaragua, el propio Sandino se adelantó al encuentro de Farabundo Martí con la mano extendida” (A. Petrujin y E. Churilov, Editorial Prog. Moscú, 1983).
  7. FARABUNDO MARTÍ SE INCORPORÓ AL EJÉRCITO DEFENSOR DE LA SOBERANÍA DE NICARAGUA. Pronto sobresalió como militar revolucionario creativo y talentoso. El 4 de mayo de 1929, fue nombrado Coronel Efectivo del Ejército del General Sandino. Fue secretario particular del mismo. Farabundo no sólo innovaba las formas de lucha de los trabajadores, sino que también aplicaba la teoría revolucionaria de la cual era infatigable lector. Tenía dominio sobre numerosas maneras de tratar a sus compañeros y aliados, y de enfrentarse a los enemigos de clase. Desarrollaba la organización interna con la misma habilidad con que tendía puentes entre los luchadores de los otros países de la región. Uno de sus grandes objetivos era construir la unidad entre los trabajadores por encima de los intereses personales o de grupo, por ello los enemigos de clase se afanaban por encontrar pretextos para eliminarlo.
  8. TRAS EL FUSILAMIENTO DE FARABUNDO Y EL GENOCIDIO CONTRA EL PUEBLO, sobrevino en la situación salvadoreña una época de terror oligárquico-militarista. El dictador Hernández Martínez fusiló el 2 de abril de 1944 a varios militares patriotas que se sublevaron para derrocarle. Sólo fue sacado del poder después de 13 años de gobierno, por la unidad popular Huelga General de Brazos Caídos por el pueblo el 9 de mayo de 1944. Ocho años después se instauró el terror policial en el país por el militarismo osorista, con el secuestro, “la capucha”, y el “avión”, formas de tortura que se aplicaban contra los obreros luchadores. En el plano internacional, contribuyó a formar  aquella situación de olvido temporal del asesinado de Farabundo Martí, y del genocidio, el ascenso del nazi-fascismo europeo, que el 22 de junio de 1941 a través de la Alemania nazi atacó a la Unión Soviética que a nivel internacional se había convertido en el objetivo a derrotar por el imperialismo, encabezado por los llamados Aliados Occidentales. Cuando el Ejército Rojo de la URSS, tomó Berlín, como capital hitleriana, aquella gran acción inspiró a las fuerzas progresistas y creó en ellas nuevas esperanzas de liberación.
  9. EL PARTIDO COMUNISTA Y TODAS LAS FUERZAS PATRIÓTICAS DE EL SALVADOR que habían quedado casi destruidas por el terrorismo oligárquico-militar, se lanzaron se lanzaron con gran entusiasmo a la tarea de reorganizarse y rehacer los instrumentos de lucha del pueblo salvadoreño. Así surgió el nuevo Partido Comunista Salvadoreño, PCS, reorganizado y con gran capacidad de invención revolucionaria, Creó, 1) El Frente Sindical, y sus organizaciones gremiales, 2) El Frente de Trabajadores del Campo, 3) Las organizaciones de estudiantes universitarios, 4) Las organizaciones de la juventud y mujeres, 5) Las organizaciones de profesores, 6) Surgieron talentosas organizaciones de intelectuales y artistas revolucionarios, como La Generación Comprometida, pintores, teatristas, y todas en conjunto imprimieron nuevas brillos a la lucha revolucionaria salvadoreña que trazó las vías de la revolución y numerosas formas de lucha; entre éstas la electoral, de alianzas socio-políticas, cultural, etc. El Partido Comunista fundado el 30 de marzo de 1930, y casi destruido en 1932, renació para jugar el papel fundamental de cohesionador y conductor ideológico, capaz de educar al pueblo salvadoreño, en la solidaridad, la unidad y la guerra que sobrevino cuando se agudizaron las contradicciones político sociales. Fue la única organización que proporcionó cuadros a todos los grupos guerrilleros que se enfrentaron al ejército, al gobierno y la derecha en la guerra.
  10. EL 10 DE OCTUBRE DE 1980, los cinco grupos guerrilleros de diversas orientaciones ideológicas, se agruparon bajo el nombre de Farabundo Martí para cooperar y conducir la guerra. Formaron el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, que jugó un papel de gran importancia en el conflicto armado que concluyó en 1992. Según la experiencia y el criterio generalizado, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, escribió brillantes páginas de lucha durante la guerra, enfrentándose al ejército del régimen entrenado y financiado directamente por Estados Unidos que no pudo derrotarlo.
  11. LOS ACUERDOS DE PAZ CUYOS 25 AÑOS SE CUMPLIERON ESTE 2017, registró el derecho conquistado en la guerra por el FMLN, como fuerza beligerante para convertirse en partido político legal. El pueblo depositó sus esperanzas de lucha en esta organización como partido político, pero falló, al no haber estado a la altura de las necesidades histórico-transformadoras que el pueblo esperaba que realizara. Eso ha quedado demostrado al haberse cumplido los 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz, y comprobar que el FMLN, como partido político no cuenta con una concepción filosófica-revolucionaria que impulse los cambios necesarios, sino que se ha dedicado a administrar las formas del neoliberalismo implantado por la derecha del partido ARENA en El Salvador, y parece haberse olvidado de los 12,000 salvadoreños y salvadoreñas desaparecidos a mano de los militares y de los 80,000 muertos que perdieron la vida en la guerra civil.

¡HONOR Y GLORIA A FARABUNDO MARTÍ Y A TODOS NUESTROS MÁRTIRES Y HÉROES,  POR SU SACRIFICIO PATRIÓTICO APORTADO  A LA LUCHA LIBERADORA DEL PUEBLO SALVADOREÑO!

Baje libros de mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y el 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su Fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *