POESIA SALVADOREÑA REINVINDICA AL MAS GRANDE REVOLUCIONARIO SALVADOREÑO FARABUNDO MARTÍ

By on 2 febrero, 2017

Tirso Canales, escritor salvadoreño.

Fantasmario

(Una luciérnaga contra el oscurantismo)

Tirso Canales

HABLO DE FARABUNDO
(A 30 años de asesinado)

¡Treinta años han pasado y todavía
no acaba de morir la muerte suya!
Treinta años de justicia fusilada
Protestando en el sol de su caída Desde mil novecientos treinta y dos
a esta fecha, ¡Cuantas aguas corrieron
por los ríos del alma! ¡Caramba!
Para un hombre del pueblo
la muerte es golpe largo! Farabundo Martí, nació en Teotepeque
en la costa del mar que huele a balsamares
Su niñez transcurrió entre campesinos
Su juventud fue un libro de estudiante
Y sus huellas adultas aún son ecos cantores Lo vieron las estrellas
caminaba su vida legendaria
En la patria gemía
con gemidos de sangre la miseria
y abanderó al partido Comunista del Pueblo
así  surgió  en la Tierra Cuscatleca
la más anticipada de todas las auroras El pueblo está en lo justo cuando afirma
que era un corazón
de cantos colectivos
y distribuía el alba Su vida pareciera surgir  de una leyenda
de la misma manera que surgen los volcanes
y los lagos
envueltos en poesía Alguien refiere su alma como paloma o sueño
Habla con gran cariño del negro Farabundo
y no falta quien jure que su voz agitada
de la tierra emergía
escuché a un campesino que lo evocó  una noche
dijo que era un árbol  asistido de cantos
que en sus ramas caían soles de viejos siglos
y en su pecho sonaban los repiques del mundo ¡Oh, qué dulces memorias da la amistad sincera!
El pueblo la recuerda con un raro entusiasmo
que es devoción y sangre al mismo tiempo Por eso compañeros este día, Farabundo
continúa su vida en nuestra casa
porque aquella mañana de febrero cuando fue fusilado
caía defendiendo el pan de los obreros

 

Tirso Canales

S.S. 2/2/62

LOS HEREDEROS DE FARABUNDO

(Fragmento de el libro)

Es que el Negro Martí era zamarro,

bravo de verdad como un río de violentas aguas

que se tornaba más impetuoso

cuantas más tormentas de dificultades

calan sobre nuestra tierra y nuestra vida;

era una especie de volcán…

 

Fíjate que una vez con Ismael Hernández

fueron hechos prisioneros por la policía

en un intento de parar el movimiento solidario

del Socorro Rojo Internacional.

Ambos se declararon de inmediato en huelga

de hambre como protesta por su detención.

A los cuatro días el Director de la Policía

los hizo llevar a su despacho oficial

y cuando estuvieron en su presencia

les dijo en tono conciliador:

“¿Cómo se encuentran los estimados señores?”

Y Martí le respondió con voz fuerte:

“Como se encuentran siempre los hombres,

grande hijo de puta ¡Firmes!”

 

Algunos camaradas dicen que eso fue

una malcriadeza del Negro,

yo creo que fue sensacional.

José Roberto Cea

 

 

MORIRÉ…MORIRÁ

Moriré no hay duda, pero quedará mi grito
como tambor sonando.
Moriré y en mi muerte os invito
a continuar gritando.
Ayer decía, dije, que andaba la injusticia por el mundo
como perro loco,
pero hoy aquel decir vale tan poco…
¿Verdad, Luna y Zapata?…
¿No es cierto Farabundo?
La injusticia camina sin cesar y sabe
a quién ha de golpear eternamente…
La injusticia es la poderosa clave
del que quiere vivir en el presente.
Del que tiembla ante un mundo más humano,
repartidor de leche y de semillas,
iniciador de auroras donde el grano
será del hombre que hoy siembra de rodillas.
Decid conmigo.
Cantad conmigo.
Gritad conmigo
que una patria mundial ya se divisa
donde ha de darnos su alegría el trigo
para que nos florezca tu sonrisa…
y sabremos reir humanamente
y el mal habrá escondido su piedra calcinada,
y la paz como un ángel entregará su frente
para que se la bese, cantando, un camarada…!
Todo será distinto…hasta el amor más puro.
La vida irá corriendo sobre las sementeras
sin pensar en la guerra, ni en su fruto maduro
ni en las rotas banderas.
Load conmigo…

Cantad conmigo…

Hermanos ¡Farabundo vive!…

 

Oswaldo Escobar Velado

(1919-1961)

 

FELICIANO AMA

Del árbol del que cuelgas, tu fruto permanente
Día a día fecunda la tierra que tu mano
Cultivó sin descanso, porque el maíz, hermano
De tu sueño, multiplicó en el sueño la simiente.

Del ancho litoral hasta el volcán hermano,
Como un cristo de piedra que esparce la simiente,
En batalla sin tregua, en lucha permanente,
Fue derramado sueños y esperanzas tu mano.

Hoy vives en el sueño, antiguo fruto oscuro,
Y en la plaza de Izalco, indestructible, puro,
Te hace flamear el viento como bandera en alto.

Tu inefable presencia habita nuestra casa,
Familiar y cercana, porque tu vieja raza

Al esculpir tu nombre humanizó el basalto

PEDRO GEOFFROY RIVAS

(1908-1979)

 

Baje libros de mi página web.  www.tirsocanales.com

NOTA: Tirso Canales: Nació en San Salvador, el 26 de marzo de 1931. Tirso Canales, cultiva, la poesía, el cuento, ensayo, teatro y la crítica literaria. Además de haber viajado por varios países, ha sido articulista de El Diario Colatino, El Salvador; Director de la Editorial Universitaria, Universidad de El Salvador, 1987, y ahora, 2 de abril de 2012, inicia la publicación de su fantasmario en el diario digital WWW.ELSALVADORNOTICIAS.NET Como poeta, “cultiva preferentemente el tema social que deriva a lo político”. Entre su obra publicada se cuenta: Lluvia en el viento, (poesía, San Salvador, 1959); Los Ataúdes, (pieza teatral escrita en colaboración con Napoleón Rodríguez Ruiz h., revista Universitaria, San Salvador, 1963); El Artista y la Contradicción fundamental de la época, (ensayo, San Salvador, 1966); Crónicas de las higueras y otros poemas, ((poesía, San Salvador, 1970); Cien años de Poesía Salvadoreña: 1800-1900, en colaboración con Rafael Góchez Sosa, San Salvador, 1978; De aquí en adelante (Libro colectivo), San Salvador, 1967; poetas jóvenes de El Salvador (colectivo), San Salvador, 1960. Parte de su obra se encuentra en revistas como: Cultura del Ministerio de Educación de El Salvador y Revista La Universidad de la Universidad de El Salvador. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *