No arrastren a sus bases hacia conflictos, Elecciones 2018

By on 6 febrero, 2017

 

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez

San Salvador 6-2-2017.- Cuando queda poco más de un año para las elecciones legislativas y municipales de 2018, ya se comienza a poner raro el ambiente, con disputas políticas de los partidos mayoritarios, uno que busca mantenerse en el Gobierno, y el otro que trata de sacarlo, esos son los partidos FMLN y ARENA.

Los comicios están programados para el 4 de marzo de 2018, ahí se disputarán la elección de los miembros de los Concejos Municipales de los 262 municipios del país, y la elección de los 84 diputados propietarios de la Asamblea Legislativa y los 84 diputados suplentes, que deberán ser electos de acuerdo a las nuevas exigencias legales.

Sin embargo, lo que estará en el ambiente en esta elección de 2018, es la medición de fuerzas para los comicios presidenciales que deben disputarse el siguiente año. O sea que los partidos políticos acudirán a esa elección pensando en los votos que podrán acumular para la elección presidencial y a partir de ahí fijar sus metas y proyectos.

Pero, antes de llegar a esas elecciones, en el país habrá -como siempre- un estira y encoge entre el gobierno central, donde cada día escasean más los fondos, lo cual no es nuevo, porque eso ya venía desde administraciones del partido ARENA, y el mayor partido de oposición.

Tendremos para largo rato a un gobierno recortando por aquí, añadiendo por allá, tratando de sacar a flote la economía. Y a un partido de oposición hablando de corrupción, lamentablemente los procesados que salen están relacionados con ellos, y de ahí el alto índice de corrupción con el que aparece El Salvador a nivel internacional. Ahora, si los miembros del FMLN están robando en las arcas del Estado, tendrán que responder, y los van a medir con una vara larga también. Es decir, que será mejor para ellos administrar correctamente las cosas, si para eso reciben un salario.

Los partidos políticos deben tomar como ejemplo a los Estados Unidos, en donde sale una administración Demócrata y entra una Republicana, y de lo que menos hablan es de procesar a tal o cual funcionario porque robó dinero en su administración. Ahora, lo que no deben copiar es la forma de hacer trampa en una elección, como el uso del FBI en la más reciente elección.

Como decía anteriormente, en los próximos meses tendremos a un país, sumamente dividido, lo cual quedó plasmado en la última elección presidencial del 9 de marzo de 2014, donde se obtuvieron los siguientes números en unos comicios sumamente disputados: el partido FMLN acumuló  1,495, 815 votos para un 50.11%; sobre ARENA 1,489, 451 votos  para un 49.89%. Es así como El Salvador se encuentra dividido en dos, por eso lo que un partido hace, aunque no sea bueno, sus seguidores siempre lo aplauden.

En los próximos meses veremos cómo el partido ARENA le niega fondos al FMLN, provenientes de préstamos internacionales o de bonos, con el fin de que no puedan tener una administración cómoda. Y el FMLN tratará también de apretar tuercas a las administraciones edilicias con el tema FODES, entre las cuales figuran muchas del partido ARENA. Es decir, si ARENA apoya al FMLN, el FMLN apoyará a ARENA.

Pero, ojo, todo esto estará lleno de dimes y diretes, apoyados con los medios de comunicación de derecha, pintando un panorama como que el país se está hundiendo, que el país se está incendiando, y que vamos a desaparecer todos los salvadoreños, y de pronto podemos observar que dicen amenazantes que si no se hace tal o cual cosa vendrán los extraterrestres.

Ante todo eso, la gente no se debe dejar engañar, la gente debe pensar a quién le dará su voto por lo que hacen en la práctica, ya que como dijo él: Por sus frutos los conoceréis. Ahí no hay donde perderse.

Pero como decía, vendrán problemas de disputas políticas que harán exaltar los ánimos de uno y otro bando. Y ante todo eso se debe guardar la calma, actuar de forma precavida.

Lo que verdaderamente considero por el bien del país, es que esa elección, y las que vienen, sean una gran fiesta democrática, con respeto, no por el enemigo político, sino por respeto al contendiente político, que es una cosa muy diferente.

Ya lo he expresado en otros escritos, la gente de las bases de estar clara que los políticos solamente se gritan cosas a través de los medios de comunicación, pero cuando están a solas en sus lugares de trabajo como la Asamblea Legislativa, sonríen y se cuentan cosas de sus actuaciones y sus vidas. Es como si verdaderamente fueran amigos de toda la vida, tanto rojos como azules. Esa es la democracia. Así son las cosas, por tal motivo, no vale la pena que la gente vaya a las trifulcas en representación de tal o cual instituto político. Eso sí siempre y cuando los resultados electorales tengan la transparencia y credibilidad que les corresponde. Desde luego porque si hubiera fraude, no le voy a decir a un sector: mire no proteste. Si verdaderamente un sector está convencido de que hay fraude debe presentar pruebas y seguir los pasos correspondientes. Pero ese tipo de delitos creo que –en El Salvador- quedaron muy atrás, después de la firma de los Acuerdos de Paz de 1992. Ahora, en la gestión del Tribunal Supremo Electoral actual hay mayor confianza, porque hay mayores mecanismos de verificación de resultados. Y es mejor seguir así.

Pero lo mejor que pueden hacer los partidos políticos, los más peleoneros, es no arrastrar a sus bases hacia conflictos. Nos ahorraremos muchos daños.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *