Se fuga “La Patrona” en Guatemala, acusada de secuestro y sicariato

By on 11 mayo, 2017

Las autoridades buscan recapturar a La Patrona.

En Guatemala se ha fugado de una prisión militar la delincuente conocida como “La Patrona”, acusada de  ser la jefa de una banda de secuestradores y sicarios que operaba en Escuintla, Santa Rosa y Jutiapa, por lo cual se ha convertido en la prófuga más buscada en esa nación centroamericana.

Lo raro es que las autoridades no saben cómo escapó la delincuente, cuyo nombre es Marixa Ethelinda Lemus Pérez, también conocida como La Patrona.

La mujer pudo haberse fugado vestida de militar, de la mencionada prisión que está ubicada en la Brigada Militar Mariscal Zavala.

Las autoridades estudian ofrecer una recompensa de entre 50 mil y 100 mil quetzales, para dar con el paradero de Lemus Pérez.

Destituyen a director de cárcel

El Ministerio de Gobernación de Guatemala informó que derivado de la fuga de Maritza Lemus, alias “La Patrona” de la cárcel ubicada dentro de Mariscal Zavala, el Ministro de Gobernación, Francisco Rivas Lara, anunció la destitución del Director del Sistema Penitenciario, Nicolás García Fuentes y por el momento interinamente asume el actual subdirector.

Además Rivas Lara explicó, que desde el momento que se supo de la fuga de Lemus, se instaló un equipo especial de investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC), para dar con el paradero de la que hoy es considerada la prófuga más buscada del país y por la cual se ofrecerá una recompensa de 50 a 100 mil quetzales, para quien brinde información que dé con su paradero.

“Ya el Ministerio Público se presentó al lugar y está procesando los lugares específicos, donde se pudieron generar condiciones para que ella se fugara, la investigación tanto penal como administrativa tendrá que llevar su curso y esperamos que en un tiempo razonable podamos tener conclusiones e informarlas a la población”, dijo el titular de la Cartera del Interior.

El Ministro fue enfático al señalar que Lemus no fue trasladada, no tenía ninguna autorización judicial para ello, por lo que las situaciones y circunstancias deberán ser determinadas para ver cómo se dio la fuga.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *