MUNA clausura actividades en el marco del Día Internacional de los Museos

By on 25 mayo, 2017

Como parte de las actividades enmarcadas en este festejo y bajo el lema “Museos e historias controvertidas: Decir lo indecible en los museos”, el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA) desarrolló el conversatorio titulado “Museos: espacios de mediación entre memoria y olvido”, e inauguró la exposición “Guindas – Historias grabadas”, este jueves 25 de mayo.

En el conversatorio participaron la directora de Pedagogía e Investigación del Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI), Georgina Hernández; la antropóloga del Museo de Arte Popular, Ana Lilian Ramírez, y el director del Museo de los Mártires de La Sabana, Giovani Villalobos, en un espacio conducido y moderado por la antropóloga del MUNA, Ninel Pleitez.

Este encuentro fue“un espacio de reflexión acerca del papel de los museos en la sociedad actual, que pueden ser centros de pacificación de relaciones entre pueblos. Entonces, cabe preguntar si es posible esta reconciliación en una sociedad tan polarizada como la nuestra”, amplió la investigadora Pleitez.

Además, recordó que en El Salvador ha habido en los últimos años un boom de museos comunitarios, muchos de los cuales están relacionados con el conflicto armado. Evidentemente, dice Pleitez, cada una de estas iniciativas comunitarias ha tenido que romper barreras para exponer ante un público un discurso que por muchos años de conflicto había sido prohibido.

La antropóloga planteó la posibilidad de que la aceptación de un pasado doloroso es más difícil para las víctimas y sobrevivientes, sin embargo, explicó: “Lo que en este momento nos planteamos con el museo es la responsabilidad de mediar entre las diversas memorias que por mucho tiempo han estado en conflicto”. Y según ella, la primera acción para asumir esta responsabilidad es aprender de las experiencias que otros museos, en el interior del país, han tenido desde su propia historia local en el tema de memoria histórica.

El conversatorio centró su desarrollo en tres momentos: Cuáles han sido los principales desafíos que ha tenido cada museo, su ganancia como espacio de memoria y el papel que cada institución museística juega como mediadora en la sociedad.

De igual manera, se inauguróla exposición denominada “Guindas –Historias grabadas”, que resulta de una serie de talleres de grabado realizados en el marco de la gira nacional de “Guindas”, proyecto escénico para la recuperación de la memoria histórica a través del arte.

“Guindas”, es una coproducción internacional que recibió fondos de IBERESCENA para su realización (2016); su elenco está conformado por la salvadoreña-paraguaya Marisol Salinas, la colombiana Adriana Ospina y la salvadoreña Paola Lorenzana y retoma su nombre del término empleado durante la guerra civil en El Salvador, que significa huida.

En el conflicto armado salvadoreño, centenares de personas, sobre todo mujeres, niños y niñas del municipio de Arcatao —así como muchos otros del país— huyeron de sus hogares ante el avance del ejército salvadoreño que implementaba la estrategia contrainsurgente de “tierra arrasada” sobre sus territorios, consistente en reprimir indiscriminadamente a la sociedad civil, con el fin de aislar a las fuerzas guerrilleras.

Los 53 grabados que conforman la muestra son el reflejo palpable de un recuerdo personal de cada participante —sobreviviente o hijo/a de sobreviviente—, que buscan generar diálogos reflexivos sobre las guindas.

Para Guillermo Araujo, parte del comité organizador del proyecto y artista que promociona la muestra, ante el recuento de la historia plasmado en letras y en dibujos, el traslado del mismo a material de madera reciclada y el aprendizaje de la técnica del grabado, previo a la impresión de lo que ahora se observa en este montaje, “existe un proceso humano que se logra percibir en cada imagen: El arte de sanar a través de la memoria”.

Cada participante realizó tres impresiones de su grabado: El primero, para conformar la colección; el segundo, para archivo y escaneo de la obra de Araujo, y el tercero, para cada artista de la memoria.

Los talleres tuvieron lugar en zonas de repoblaciones situadas en Chalatenango, tales como el cantón Carasque, Nueva Trinidad, el 10 abril 2016; en el Centro de Capacitación Mártires del Sumpul, Arcatao, el 11 abril, y en San José Las Flores, el 20 de abril de 2016, así como en San Salvador, el 29 de abril de ese mismo año.

“Guindas-Historias grabadas”, permanecerá en el MUNA hasta el 25 de junio de 2017.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *