Mujer será primera beneficiada con brazalete electrónico en libertad condicional en El Salvador

By on 7 diciembre, 2017

En un reporte de última hora, el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador, dio a conocer la autorización a la reclusa María Luz Carbajal de Castro, de 45 años, para que sea la primera a nivel nacional en usar el brazalete electrónico, como parte de una programa de libertad condicionada del gobierno de El Salvador, con la finalidad de reducir los niveles de hacinamiento.

La decisión del Juzgado se tomó tras una audiencia especial  a la que tienen derecho todos los reos cuando cumplen las dos terceras partes, a efecto de beneficiarse de la ley penitenciaria.

El informe del consejo criminológico determinó que Carbajal de Castro reunía todos los requisitos  para beneficiarse con el uso del grillete. La mujer cumplió las dos terceras partes de su condena, ya que en 2012 fue sentenciada  a ocho años y seis meses de prisión por el delito de Trata de Personas Agravada en perjuicio de una joven de 15 años de edad, en una pupusería de Apopa.

De esta forma Carbajal de Castro se convierte, a escala nacional, en la primera persona en ser beneficiada con el brazalete electrónico, el cual se le instalará este viernes por parte de las autoridades de la Dirección de Centros Penales.

Este mismo jueves se realizaron otras dos audiencias en el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador, para los reos Walter Garibaldi Portillo López, de 39 años, quien hace trece años  fue condenado  a 15 años de cárcel por los delitos de robo agravado y privación de libertad; y para el reo Santos Linares Ventura, de 55 años, quien fue sentenciado a 30 años de cárcel en 1990 por el delito de homicidio agravado. Sin embargo al final de la audiencia la resolución fue que no calificaban para ser beneficiados con el brazalete electrónico porque los informes del consejo criminológico no le favorecían. En el caso de Portillo guarda prisión en la Penitenciaría de Occidente; mientras que Linares en el centro penal de San Vicente.

Para este viernes 8 se realizará otra audiencia contra el reo Víctor Alfredo Cárcamo Sánchez, de 27 años, quien fue condenado a cinco años de prisión por extorsión y ya cumplió las dos terceras partes. Cárcamo procede del penal de Usulután y de ser favorables los informes del consejo criminológico, podría ser la segunda persona beneficiada con el brazalete electrónico.

El Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador, autorizó a la reclusa María Luz Carbajal de Castro, de 45 años, para que sea la primera a nivel nacional en usar el brazalete electrónico, como parte de una programa de libertad condicionada del gobierno de El Salvador, con la finalidad de reducir los niveles de hacinamiento.

La decisión del Juzgado se tomó tras una audiencia especial  a la que tienen derecho todos los reos cuando cumplen las dos terceras partes, a efecto de beneficiarse de la ley penitenciaria.

El informe del consejo criminológico determinó que Carbajal de Castro reunía todos los requisitos  para beneficiarse con el uso del grillete. La mujer cumplió las dos terceras partes de su condena, ya que en 2012 fue sentenciada  a ocho años y seis meses de prisión por el delito de Trata de Personas Agravada en perjuicio de una joven de 15 años de edad, en una pupusería de Apopa.

De esta forma Carbajal de Castro se convierte, a escala nacional, en la primera persona en ser beneficiada con el brazalete electrónico, el cual se le instalará este viernes por parte de las autoridades de la Dirección de Centros Penales.

Este mismo jueves se realizaron otras dos audiencias en el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena de San Salvador, para los reos Walter Garibaldi Portillo López, de 39 años, quien hace trece años  fue condenado  a 15 años de cárcel por los delitos de robo agravado y privación de libertad; y para el reo Santos Linares Ventura, de 55 años, quien fue sentenciado a 30 años de cárcel en 1990 por el delito de homicidio agravado. Sin embargo al final de la audiencia la resolución fue que no calificaban para ser beneficiados con el brazalete electrónico porque los informes del consejo criminológico no le favorecían. En el caso de Portillo guarda prisión en la Penitenciaría de Occidente; mientras que Linares en el centro penal de San Vicente.

Para este viernes 8 se realizará otra audiencia contra el reo Víctor Alfredo Cárcamo Sánchez, de 27 años, quien fue condenado a cinco años de prisión por extorsión y ya cumplió las dos terceras partes. Cárcamo procede del penal de Usulután y de ser favorables los informes del consejo criminológico, podría ser la segunda persona beneficiada con el brazalete electrónico.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *