Observadores UE reconocen labor TSE, libertad de expresión ha sido respetada

By on 8 marzo, 2018

La misión de observadores de la Unión Europea reconocieron la labor del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador durante el proceso de elecciones legislativas y municipales llevadas a cabo el 4 de marzo de 2018, a pesar de los pocos recursos económicos, durante la presentación de su informe preliminar.

Los observadores europeos dieron ese reconocimiento aun cuando la empresa Smartmatic tuvo un error en asignación de votos a preferencias electorales, lo cual fue rectificado, pero que ha sido criticado por algunos sectores políticos. Sin embargo, tanto la empresa como el TSE han dicho que no han sido alterado la voluntad de los votantes.

La MOE UE dijo que el TSE demostró su habilidad para llevar a cabo unas elecciones bien organizadas a pesar de cambios hechos al sistema electoral y a los recortes presupuestarios. Desde los registros de votantes y de candidatos hasta las votaciones, conteo y transmisión de resultados, los procedimientos fueron ampliamente seguidos de forma transparente y con las garantías suficientes, a pesar de haberse observado una gran presencia partidista y centros de votación muy concurridos.

Por medio de un proceso inclusivo el Tribunal Supremo Electoral registró 1.164 candidatos para la Asamblea Legislativa y 20.145 candidatos municipales. Los actores relevantes reportaron sentir confianza en el padrón electoral.

La campaña electoral fue de bajo perfil y se caracterizó por una campaña de puerta a puerta y pequeñas concentraciones. La madurez política de los candidatos contribuyó al proceso electoral más tranquilo desde los Acuerdos de Paz de 1992. A pesar de la polarización política, las relaciones entre los candidatos fueron respetuosas a lo largo de la campaña, con algunos incidentes menores aislados. Los partidos recibieron fondos públicos a pesar del incumplimiento de la decisión de la Sala de lo Constitucional que para ser elegible para fondos públicos les era requerido informar detalladamente sobre el origen y el gasto de los fondos de campaña.

Se observó que los alcaldes en funciones utilizaron infraestructura y a los funcionarios públicos con fines de hacer campaña, y la mayoría de los candidatos no tomaron una licencia sin goce de sueldo, mezclando así responsabilidades profesionales con la política partidista. La compra de votos en efectivo o en especie está prohibida de conformidad al Código Penal, sin embargo, durante la campaña, muchos candidatos municipales y algunos candidatos legislativos distribuyeron suministros de hogar y construcción o alimentos básicos sin ser sancionados.

La Sala de lo Constitucional introdujo reformas electorales que fueron considerados avances democráticos tal como la introducción de miembros de mesa no partidarios y nuevos criterios para las elecciones internas de los partidos. Muchos de ellos están en consonancia con las anteriores recomendaciones de la misión de la UE, pero se introdujeron sin una cónsul Misión de Observación Electoral de la UE, El Salvador Elecciones Legislativas y Municipales, 2018. Aunque se observaron avances en el marco legal electoral, la MOE de la UE observó la continuidad de varias debilidades, incluyendo los desafíos en la capacidad del TSE para investigar y sancionar las infracciones electorales a tiempo.

En vista de las nuevas tareas asignadas al TSE a raíz de las resoluciones de la Sala de lo Constitucional, el TSE aumentó su estimación presupuestaria. En una aparente violación de la autonomía financiera del TSE, el presupuesto solicitado para las elecciones del 2018 fue recortado en un 35% por el Ministerio de Hacienda antes de ser enviado a la Asamblea Legislativa para su aprobación. Las restricciones presupuestarias impactaron negativamente su autonomía en la toma de decisiones y en sus capacidades operacionales en áreas claves del proceso electoral, tales como la transmisión y procesamiento de resultados, educación al votante y capacitación a las juntas receptoras de votos. Sin embargo, el TSE implementó las decisiones de la Sala y llevó a cabo los preparativos logísticos de las elecciones de manera eficiente.

La Sala del Constitucional inició la “ciudadanización” de los organismos electorales para desvincular la administración electoral del control partidista, como lo recomendaron las anteriores misiones de observación de la UE. Sin embargo, el proceso sigue incompleto, ya que los partidos políticos conservan el derecho a proponer miembros de todos los organismos electorales a pesar de la prohibición de su afiliación política formal. La MOE de la UE observó que la mayoría de los miembros de las Juntas Electorales Departamentales (JED) y de las Juntas Electorales Municipales (JEM) mantuvieron un estrecho vínculo con el partido político que los propuso.

A pesar de varias candidatas femeninas exitosas, las mujeres están condicionadas a roles tradicionales, la violencia de género y la falta de apoyo financiero para buscar cargos públicos. La MOE observó que en varias reuniones políticas se utilizó un lenguaje despectivo hacia las mujeres. A pesar de adelantos jurídicos, se podrían adoptar medidas para promover la elección de alcaldesas. El TSE hizo esfuerzos conjuntos para proteger los derechos políticos de grupos vulnerables, tales como las personas con discapacidades y los votantes transgénero.

La educación electoral al votante fue mínima durante la mayor parte del periodo anterior a las elecciones, especialmente en el complejo voto cruzado.

La libertad de expresión ha sido en general respetada. Una brecha enorme separó a los partidos políticos en términos de propaganda pagada, con un predominio claro del Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) y de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Los medios de comunicación estatales cumplieron con la obligación de ofrecer a los partidos políticos tiempo libre, aunque no existe tal disposición para los candidatos independientes. ARENA y la Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA) denunciaron la falta de acceso a la televisión pública y a la radio, mientras que el FMLN criticó la actitud hostil de los medios conservadores. La presión sobre los medios de comunicación o a los periodistas persistió durante toda la campaña y tuvo el efecto de autocensura.

Las elecciones fueron observadas por más de 2.600 observadores nacionales e internacionales. Los observadores disfrutaron de verdadera libertad para observar sin restricciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *