Muere Sudán, el último rinoceronte macho blanco del norte

By on 20 marzo, 2018

Con tremenda tristeza, el Centro de Conservación de Kenia, África,  Ol Pejeta confirmó el fallecimiento de Sudán, el último rinoceronte macho blanco del norte, a los 45 años de edad.

El deceso del histórico animal se produjo el lunes 19 de marzo de 2018, en una noticia que ha sido difundida por los diferentes medios informativos del mundo y las respectivas redes sociales.

“Él había estado sufriendo de problemas de salud relacionados con la edad y de una serie de infecciones. Una vez que su condición empeoró significativamente y no pudo ponerse de pie y, evidentemente, sufrió mucho, la decisión de practicar la eutanasia fue realizada por su equipo veterinario”, informó el centro de conservación

Sudán, nacido en 1973, era considerado como el soltero más elegible. Estos son algunos de los epítetos cariñosos que se le otorgaron a Sudán a lo largo de los años.

Seis cuidadores estaban atentos por la salud de Sudán.

El último rinoceronte blanco, nacido en la naturaleza en Sudán en 1973, se ha convertido posteriormente en una leyenda, en parte debido a su condición de último miembro masculino de una subespecie de rinoceronte.

Fue capturado en Sudán poco después del nacimiento en 1975 y llevado al zoológico Dvůr Králové en la República Checa junto con otros 5 rinocerontes blancos del norte.

Vivió en el zoológico Dvůr Králové hasta diciembre de 2009 cuando fue trasladado a Ol Pejeta Conservancy junto con otros tres rinocerontes blancos del norte: Suni (fallecido), Najin y Fatu.

El movimiento fue impulsado por el hecho de que los rinocerontes blancos del norte habían sido declarados extintos en la naturaleza en 2009. Se pensó que un hábitat más natural superaría la renuencia de los rinocerontes a reproducirse en cautiverio y así garantizar la existencia continuada de esta subespecie.

La muerte de Suni y Angalifu en 2014 – dos de los tres machos restantes – de repente trajo el final inminente a esta magnífica especie de animal a la atención de todos. Esto dejó a Sudán en una posición extraordinaria: el último macho de su especie.

Le sobreviven su hija Najin y su nieta Fatu, que ahora son los dos últimos miembros conocidos de la especie de rinoceronte blanco del norte.

La organización conservacionista ha manifestado a través de su cuenta de twitter (@OlPejeta), que desafortunadamente, la muerte de Sudán deja sólo dos rinocerontes blancos del norte femeninos en el planeta; su hija Najin y su hija Fatu, que permanecen en OL Pejeta.

Sudán será recordado por su vida inusualmente memorable. En la década de 1970, escapó de la extinción de su especie en la naturaleza cuando fue trasladado al zoológico de Dvůr Králové. A lo largo de su existencia, contribuyó significativamente a la supervivencia de su especie mientras engendró a dos hembras.

Ol Pajeta, ha expresado, es muy triste presenciar la manifestación de la codicia humana en la eliminación de estos majestuosos animales. ¿Cuántas especies más con las que compartimos esta tierra caerán de la misma manera antes de que entendamos la enormidad de lo que estamos haciendo?

También ha señalado que la única esperanza para la preservación de esta subespecie ahora reside en el desarrollo de técnicas de fecundación in vitro (FIV) utilizando huevos de las dos hembras restantes, almacenando el semen de rinoceronte blanco norteño de los varones y las hembras de rinoceronte blanco del sur sustituto.

Ol Pajeta trabaja en la conservación de diferentes especies de animales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *