Programa “Cultivando Oportunidades”, de Súper Selectos, alcanza el éxito en Atiquizaya

By on 5 abril, 2018

Productos del programa Cultivando Oportunidades de Súper Selectos, estos van para las salas de venta.

Representantes del Programa “Cultivando Oportunidades”, de Súper Selectos, visitaron este jueves 5 de abril plantaciones en el municipio de Atiquizaya, departamento de Ahuachapán, donde productores agrícolas utilizan nuevas tecnologías para cultivar verduras que luego son comercializadas en las tiendas Selectos.

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, los productores han iniciado con pie derecho la cosecha del año 2018, y han aumentado la producción de 200 a 300% más que en años anteriores.

Estas nuevas tecnologías van enfocadas en mejorar la calidad del producto para ofertarlas al mercado formal, como el caso de Súper Selectos con su Programa Cultivando Oportunidades, que adquiere sus variedades con altos estándares de calidad y normas de seguridad higiénicas, para ofrecer a sus clientes en las salas de venta los mejores productos.

Hermosos cultivos de pepinos en Atiquizaya.

Apoyo a productores locales

Gracias a la compra diaria que Súper Selectos genera, decenas de productores de la zona de Atiquizaya han logrado mejorar sus condiciones de vida.

Por ese motivo el Programa Cultivando Oportunidades en conjunto con Acceso Oferta Local (AOL), implementan un apoyo permanente al sector, brindando oportunidad de crecimiento en conocimientos tecnológicos, que los productores necesitan, para mantener desde un buen cultivo hasta una abundante cosecha.

“El brindar apoyo a los productores locales permite la generación de mayor número de fuentes de empleo con condiciones dignas, favorece el desarrollo local y empodera a los agricultores, pues tienen acceso a un mercado seguro y justo,” dijo Francisco Alcaine, Jefe Programa Cultivando Oportunidades.

“Como AOL poseemos técnicos destacados en diferentes zonas del país, donde brindamos capacitaciones a pequeños productores en temas como, buenas prácticas agrícolas que se refiere a hacer todos los procedimientos adecuados desde el momento de la siembra, sistemas de riego para poder aplicar los fertilizantes que la planta necesite, en cantidades adecuadas, uso de infraestructura protegida como casa mallas, invernaderos, macro túneles, uso de variedades que presenten mejores resistencia contra enfermedades o que tengan una mejor rentabilidad de producción, con el objetivo que puedan mejorar sus ganancias”, afirmó Jaime Torres, Gerente Agrícola de Acceso Oferta Local (AOL).

Torres, también explicó que presentan planes preventivos de fito sanitarios a los productores, y programas específicos de nutrición que las plantas necesitan de acuerdo con el cultivo que están utilizando, implementando nuevas tecnologías.

En tanto que el productor agrícola, Arnoldo Peñate, ha manifestado que ya implementa métodos tecnológicos en sus siembras, y posee a la fecha dos casas mallas que le permitirán obtener un mejor rendimiento en su producción, así como una protección extra en épocas invernales.

“Yo produzco pepino tomate, chile, y saco aproximadamente 10 libras por planta, hoy en día contar con un mercado formal nos da estabilidad, los precios son sostenibles, y tenemos mejor ganancia, así como también genero empleo, ya que tengo 5 personas trabajando conmigo”, sostuvo Peñate.

Las casas malla para proteger los cultivos.

Casas malla para proteger los cultivos

Las casas mallas son parte de las nuevas tecnologías utilizadas que protegen aún más la cosecha, detalla Francisco Alcaine, Jefe del Proyecto “Cultivando Oportunidades”.

“Durante la época lluviosa el cultivo a cielo abierto se complica aún más, pues el agua si bien es fuente de vida, la acumulación de agua y la humedad en el suelo causa estragos en las cosechas. Para poder contrarrestar estos efectos los productores se preparan utilizando técnicas que permiten que la planta reciba la cantidad justa de agua, por eso se cubre con los camellones donde están sembrados y trabajando la mayor cantidad de cultivos en condiciones protegidas, macro túneles, casas malla e invernaderos”, explicó Alcaine.

“El desarrollo de los productores que forman parte del programa se puede unificar en un término: superación”, considera Alcaine.

Este jefe del proyecto cultivando oportunidades,  explica que todas las personas que se dedican al cultivo con estos métodos y este programa de Super Selectos, empezaron en etapas distintas, algunos más avanzados que otros, unos con infraestructuras protegidas, con terrenos propios, acceso a agua para riego, otros empezaron cultivando a cielo abierto, en parcelas alquiladas y transportando agua de alguna fuente cercana.

“En general lo que más da satisfacción es ver el avance que todos tienen, como poco a poco han ido rompiendo paradigmas y demostrando que se puede vivir del cultivo de la tierra, que podés superarte, que podés darles educación a tus hijos, mejorar tu vivienda, comprar tu parcela. El esfuerzo y la dedicación se ve recompensada en el bienestar que le llevan a sus familias,” concluyó Alcaine.

El beneficio para los agricultores

Con estos proyectos, Súper Selectos ha beneficiado a toda una cadena de personas trabajadoras que luchan por salir adelante, como es el caso del productor agrícola, Humberto Aldana, quien lleva más de 3 años produciendo pepinos, tomates, y chiles, para abastecer el supermercado.

“Yo inicie con 100 plantas para hacer la prueba con pepino, al año me anime con tomate, antes todo el mercado era informal, pero desde hace 3 años es ya con mercado formal. A la fecha tengo dos casas mallas, obteniendo buenos resultados”, señaló Aldana.

También informó que cuenta con 6 parcelas que le permiten tener mayores y mejores cosechas, además de ingresos constantes todo el año, poniendo en práctica las capacitaciones.

Humberto Aldana, productor del cantón El Zunca, Atiquizaya, dijo que las cantidades de productos varían según los cultivos, porque hay plantas que dan más frutos que otras, pero haciendo un cálculo matemático ha considerado que de tomate pueden salir al mercado 1,000 o 2,000 libras a la semana y chile 3,000 unidades.

Asimismo, Aldana indica que sus ingresos han aumentado por el buen precio que compran su producto, incrementando entre 200 a 300% en comparación de sus inicios.

Cultivando Oportunidades

El programa Cultivando Oportunidades de Súper Selectos inicio hace seis años con el objetivo de apoyar a todo el sector agropecuario nacional (agricultores, porcicultores, sector pesca, etc.), esto se dio al observar los altos índices de importaciones que se tenían en la cadena de supermercados.

Anteriormente, se compraba únicamente el 5% a productores nacionales. Actualmente, se adquiere un 82%, traducido en más de $116 millones en manos salvadoreñas, beneficiando a más de 2 mil productores directos que participan del Programa Cultivando Oportunidades, y se generan empleos para unas 3 mil personas más.

En dicho programa participan más de 400 productores, a quienes se les realiza la compra de sus cosechas a nivel nacional, en la zona oriental, occidental y central del país.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *