Terminan elecciones 2018, arrancan elecciones 2019, y ¿Nayib?

By on 10 abril, 2018

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez.

Opiniones, San Salvador 10-4-2018.-Finalizado el proceso de elecciones legislativas y municipales de 2018, dejando escenarios propicios para unos y difíciles para otros, y arrancaron ya las elecciones presidenciales que tendrán lugar en 2019 en El Salvador.

Los escenarios políticos que han dejado los comicios de 2018, sin duda alguna presentan mayores retos para el partido FMLN, que para cualquier otro instituto político.

La derrota electoral sufrida por el partido de la ex guerrilla, lo ha dejado en complicada situación, con menos alcaldías ganadas, y con menos diputados ganados. Y lo más peligroso, de cara a una derrota en las elecciones 2019, es su baja votación en el ejercicio electoral de 2018.

Bajar a un 35% de los votos, le ha dejado al FMLN, actual partido de gobierno, con una incómoda situación de cara a los comicios presidenciales. Y siendo que las elecciones legislativas y municipales no se parecen en nada a las presidenciales, la gente del FMLN considera que puede recuperarse. Lograrlo, sin embargo, será todo un reto.

Después de las elecciones 2018 el FMLN prometió realizar cambios, y modificó un poco su estructura de gabinete, trasladando a sus ministros de Hacienda y Economía hacia otros sitios, y despidiendo a su jefe de comunicaciones para fuera a defender su honor en los tribunales ante acusaciones de su vida personal.

Pero ¿Será suficiente para recobrar la confianza del electorado? No sé, realmente no veo mayor cambio e impacto en votantes. Desde luego que la realidad para el gobierno salvadoreño es diferente a la de Venezuela, donde el mandatario puede aprobar aumentos de salario mínimo. Aquí la cosa es diferente, casi todo debe pasar por sus opositores, la empresa privada y su partido político.

Es decir que el FMLN está como amarrado, para poder realizar cambios que realmente lo llevan a modificar el escenario de su derrota. Y encima de eso, el alcalde de Ciudad Delgado del FMLN, que perdió las elecciones, ahora manda a recoger la basura una vez por semana, generando un tema de insalubridad total, con moscas y gusanos que abundan. Pero eso no es una acción que pueda favorecer al FMLN, de cara a 2019.

Además se observa, la casi irreversible designación del candidato presidencial en la figura de Gerson Martínez, un miembro de la casa. El FMLN tiene en Martínez a un soldado dispuesto a todo, en una situación similar a la de Jackeline Rivera, pero que no cuenta con el liderazgo absoluto para unir al partido. En las últimas elecciones hubo mucha gente del FMLN que no fue a votar y esa le afectó mucho. Martínez ha sido un ministro de obras públicas muy trabajador, pero al final de cuenta los pueblos gustan muchas veces de esos candidatos que hacen la diferencia haciendo esto y haciendo lo otro, incluso haciendo populismo. Entonces, Martínez un hombre serio, tiene el reto de lograr entrar a los corazones de los votantes, no solo de su partido sino del electorado sin partido. Aunque el alcalde de San Miguel ha tocado a puerta sobre la candidatura presidencial, y el vicepresidente Óscar Ortiz ha renunciado a participar en las internas del FMLN, yo más creo que le vendría bien al partido un candidato de fuera, un candidato responsable de una amplia alianza, desde luego que Nayib Bukele no sería, después del pleito y desamor expresados en ambas direcciones. Pero como en política no hay nada definido, todo puede pasar. De todas formas Nayib también necesita un partido fuerte, que lo defienda en caso de ganar la presidencia.

Los retos son grandes para el FMLN. ¿Logrará superarlos? No lo sé, la situación es difícil y el tiempo apremia.

ARENA la gran ganadora

El partido ARENA se convirtió en el gran ganador de las elecciones de diputados y concejos municipales de 2018, pero beneficiado por una gran parte del electorado que no fue a votar por sus contendientes efemelenistas.

Sin embargo, el hecho de que la gente del FMLN no haya salido a  votar, es lo que menos le preocupa a la dirigencia de ARENA, ellos trabajaron en su campaña para esas elecciones antes apuntadas, y paralelamente estuvieron trabajando de cada a las elecciones presidenciales, y siguen trabajando de cara a las elecciones presidenciales. De hecho mantienen una campaña que no para, anuncios de candidatos en distintos medios, y en las calle, como si ya estuvieran en las elecciones presidenciales de 2019. Todo eso con anuencia del TSE, manejado por los partidos de derecha.

ARENA tiene sus candidatos a la presidencia, pero todos saben que el escogido solamente es uno, y ese es Carlos Calleja. Todos dicen que Javier Simán es un hombre inteligente, sí pero el seleccionado es Calleja. A mi ver.

El partido que gobernó 20 años El Salvador desea volver. El único gran problema que tiene se llama GANA; desde que se fueron sus hermanitos, no han podido ganar una elección.

La elección presidencial tuvo como resultado la victoria el FMLN con 1,495,815 votos, lo que representaba un 50.11%; mientras el opositor partido Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, obtuvo 1,489,451 votos para un 49.89%.

Pero ARENA a sabiendas que el FMLN está debilitado sueña con volver al Ejecutivo. Y siguen trabajando de cara a ese objetivo. Lo único es que han descubierto una piedra en el zapato: Nayib Bukele.

El fenómeno Nayib Bukele

Nayib Bukele es un joven político que gobernó la pequeña alcaldía de Nuevo Cuscatlán, y que el FMLN invitó para ser candidato a alcalde de San Salvador. En menos de seis años, con sus triunfos, el joven político pasó de ser un buen candidato a alcalde, a ser un futuro candidato presidenciable.

Las encuestas señalan a Bukele como el ganador de las elecciones de 2019, estando todavía en 2018.  Aunque todavía no tiene partido político. Pero está trabajando para crearlo, y se espera que pronto nacerá, y el niño se llamará: Nuevas Ideas.

Con Nayib Bukele se han dicho muchas cosas, algunas verdades, otras medias verdades y algunas que llegan a demagogia. Me parece que ha caminado sus primeros meses sobre un carrito de tres partidos, de ahí el éxito de sus concentraciones.

Se ha dicho que Bukele romperá con el sistema de partidos, pero eso es una mentira. Tal vez el candidato, en caso de ganar las presidenciales de 2019, en caso de llegar a ser candidato, con todos los juicios judiciales que le quieren acumular, Nayib Bukele venga a romper el bipartidismo dominante en la política de El Salvador. Eso sí me parece más acertado. Digo porque el sistema de partidos para acceder a la presidencia de la república y para optar a cargos públicos, se mantiene a través de los partidos políticos, por orden constitucional, y por eso Bukele está creando su partido Nuevas Ideas, para que a través de este optar a un cargo presidencial.

En todo caso, Nayib Bukele el político denominado mesiánico, por haber llegado pronto y aspirar a la silla presidencial, seguirá dando de qué hablar.

He conocido gente del FMLN, que me dicen: el partido se equivocó al expulsar a Nayib Bukele, debieron darle la oportunidad y hubiéramos ganado.

Pero la pregunta del millón es: ¿Podrá Nayib Bukele partir al FMLN, para su triunfo electoral en 2019? Eso está por verse.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex empleado de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *