Obispos chilenos ponen sus cargos a disposición del Papa Francisco tras escándalo de abusos sexuales

By on 18 mayo, 2018

Los obispos de la Iglesia Católica de Chile pusieron sus cargos a disposición del Papa Francisco, quien realiza una investigación sobre abusos sexuales, un tema que ha generado un fuerte escándalo a nivel local e internacional, lo cual daña la imagen de la iglesia.

“Todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”, señala un reporte de El Vaticano, sobre la reunión del Papa Francisco con los obispos, de los cuales 31 están activos y 3 en retiro.

Esa declaración fue presentada luego de discernir “la responsabilidad de todos y cada uno” sobre las heridas devastadoras causadas a las víctimas de abusos así como sobre “el estudio de los cambios adecuados y duraderos que impidan la repetición de actos siempre reprobables”.

Los obispos chilenos fueron convocados a El Vaticano por el Papa Francisco para analizar el tema de los abusos sexuales, algo que ha ensuciado la imagen de la iglesia católica y eso preocupa mucho al Sumo Pontífice.

En su carta de convocatoria a dicha reunión el Papa Francisco afirmó: “Les aseguro mi oración y quiero compartir con ustedes la convicción de que las dificultades presentes son también una ocasión para restablecer la confianza en la Iglesia, confianza rota por nuestros errores y pecados y para sanar unas heridas que no dejan de sangrar en el conjunto de la sociedad chilena”.

Francisco, dijo que “a veces cuando tales males nos arrugan el alma y nos arrojan al mundo flojos, asustados y abroquelados en nuestros cómodos “palacios de invierno”, el amor de Dios sale a nuestro encuentro y purifica nuestras intenciones para amar como hombres libres, maduros y críticos. Cuando los medios de comunicación nos avergüenzan presentando una Iglesia casi siempre en novilunio, privada de la luz del Sol de justicia (S. Ambrosio, Hexameron IV, 8, 32) y tenemos la tentación de dudar de la victoria pascual del Resucitado, creo que como Santo Tomás no debemos temer la duda (Jn 20, 25), sino temer la pretensión de querer ver sin fiarnos del testimonio de aquellos que escucharon de los labios del Señor la promesa más hermosa (Mt 28, 20)”.

Y en su carta posterior al encuentro, Francisco ha expresado: “Les quiero agradecer que hayan acogido la invitación para que, juntos, hiciéramos un discernimiento franco frente a los graves hechos que han dañado la comunión eclesial y debilitado el trabajo de la Iglesia de Chile en los últimos años”.

“A la luz de estos acontecimientos dolorosos respecto a los abusos -de menores, de poder y de conciencia-, hemos profundizado en la gravedad de los mismos así como en las trágicas consecuencias que han tenido particularmente para las víctimas. A algunas de ellas yo mismo les he pedido perdón de corazón, al cual ustedes se han unido en una sola voluntad y con el firme propósito de reparar los daños causados”, ha declarado el Pontífice.

“Les agradezco la plena disponibilidad que cada uno ha manifestado para adherir y colaborar en todos aquellos cambios y resoluciones que tendremos que implementar en el corto, mediano y largo plazo, necesarias para restablecer la justicia y la comunión eclesial”, agregó.

Obispos chilenos piden perdón a las víctimas

Después de tres días de encuentros con el Santo Padre, y de muchas horas dedicadas a la meditación y a la oración, siguiendo sus indicaciones, los Obispos de Chile pidieron perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, al Pueblo de Dios y al país por sus graves errores y omisiones.

Los obispos agradecieron también a las víctimas, por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial. “Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando en el camino de la curación y cicatrización de las heridas”, añadieron.

“Queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”, agregaron.

Monseñor González, Obispo de San Bernardo y miembro del Comité permanente de la Cech, por su parte señaló que poner sus “cargos pastorales a completa disposición del Papa” implica que mientras tanto, “cada uno continua en sus trabajos pastorales en plenas funciones”, y que el Santo Padre puede aceptar de inmediato “la salida de un obispo, puede rechazarla, y por lo tanto quedaría confirmado en su cargo, o aceptarla y hacerla efectiva al nombramiento de la nueva autoridad diocesana”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *