Muere el terrorista Luis Posada Carriles de cáncer de garganta

By on 23 mayo, 2018

El terrorista cubano, venezolano, salvadoreño, Luis Posada Carriles murió  este 23 de mayo de 2018, en Florida, Estados Unidos, a causa de un cáncer de garganta, según confirmó su abogado a distintos medios informativos de esa nación del norte de América.

Posada Carriles, un anticastrista y exagente de la CIA, que llegó a obtener una partida de nacimiento en El Salvador, a nombre de Franco Rodríguez, murió a la edad de 90 años.

Este cubano fue adiestrado por el ejército de los Estados Unidos y especializado en el uso de explosivos, por lo cual dejó una huella terrible con sus acciones terroristas. Y nunca fue llevado a prisión en los lugares donde estuvo viviendo , excepto Venezuela, de donde escapó de la cárcel. Fue asesor de los gobiernos golpistas y militaristas centroamericanos.

Según los reportes hechos públicos, Posada reclutó a los venezolanos Hernán Ricardo Losano y a Freddy Lugo para que fuesen los autores materiales de la voladura del avión de Cubana de Aviación en Barbados. Los mercenarios colocaron las bombas que asesinaron a 73 personas, cuando un avión de la citada aerolínea explotó en pleno vuelo apenas unos minutos después de haber despegado del aeropuerto de Barbados el 6 de octubre de 1976. Entre las víctimas destacaban al equipo cubano de esgrima y cinco norcoreanos.

En la década de los 80 se ve involucrado en actividades contra el gobierno sandinista, en el marco de suministro de armas a los grupos contrarrevolucionarios, en el famoso caso conocido Irán-Contras.

En 1997, una ola de atentados con bombas contra hoteles tiene lugar en La Habana con saldo de un muerto (el turista italiano Fabio Di Celmo) y varios heridos. Al ser arrestados, los autores materiales de las explosiones (todos ciudadanos salvadoreños que entraban a Cuba como turistas) confesaron haber actuado por dinero y por orden de Posada Carriles. Los terroristas contaron con lujo de detalles cómo fueron reclutados en América Central por el propio terrorista Posada Carriles, quien les explicó cómo manipular las bombas de tiempo utilizadas en los atentados de La Habana. Semanas más tarde, el propio Posada Carriles reconoció públicamente, en entrevista concedida a un canal de televisión de Miami, ser el organizador de los atentados con bombas perpetrados en La Habana.

Tras esta coordinación en 1976 se produce una epidemia de atentados terroristas en América Latina, entre los que se cuentan:

22 de abril: detonación de una bomba contra la embajada de Cuba en Portugal, hecho en el que pierden la vida dos diplomáticos cubanos.

1 de julio: una bomba es detonada en el Centro Cultural Costa Rica-Cuba, en Costa Rica.

9 de julio: bomba en equipajes de vuelo de Cubana de Aviación, en Jamaica.

10 de julio: bomba en la oficina de la línea aérea Cubana de Aviación, en Barbados.

11 de julio: bomba en las oficinas de la Air Panamá, en Colombia.

4 de octubre: la CORU se adjudica haber colocado una bomba contra un canal de televisión en San Juan, Puerto Rico, donde se proyectaba la película cubana La Nueva Escuela.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *