Kim Jong Un y Donald Trump se reúnen con deseos de poner fin al odio y la guerra

By on 12 junio, 2018

Hace unos meses hacían sentir al mundo que volaban los misiles destructivos y ahora se dan la mano con deseos de paz, Kim Jong Un, presidente de la República de Corea del Norte y Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, en cumbre de Singapur.

Kim Jong Un, presidente de la República de Corea del Norte y Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, se reunieron en la isla Sentosa de Singapur este 12 de junio de 2018, en donde han expresado su deseo de poner fin a las relaciones extremadamente hostiles entre las dos naciones que gobiernan y representan.

La cumbre entre los dos mandatarios, que meses se amenazaron mutuamente con lanzamientos de misiles destructivos de sus pueblos, pone fin a un período de desestabilización nuclear y abre un nuevo futuro por el bien de los intereses de los pueblos de los dos países y la paz.

Singapur, el país de la reunión histórica que tanto esperó el mundo entero, estaba inundado con miles de periodistas nacionales y extranjeros y una gran multitud de masas para ver el momento de este día que permanecerá en la historia.

Según reporte de la agencia noticiosa KCNA, Kim Jong Un salió de su alojamiento a las 8:10 a.m. hora local y llegó al Hotel Capella en la isla Sentosa de Singapur, lugar de celebración de las conversaciones.

A las 9:00 a.m. hora local, el respetado líder supremo del partido, estado y ejército de la RPDC, Kim Jong Un, se encontró y estrechó la mano del presidente estadounidense Donald J. Trump por primera vez.

Los principales líderes de los dos países llegaron a dar el primer paso hacia la reconciliación por primera vez en los 70 años de historia de enfrentamientos y antagonismos desde la división de la península de Corea, que dejó a Corea del Norte y Corea del Sur, y de estar cara a cara en el lugar del diálogo.

El presidente Kim Jong Un hizo una foto de recuerdo con el presidente Trump. Los dos principales líderes fueron a la sala de conferencias, teniendo una conversación familiar.

Los dos principales líderes tuvieron un sincero intercambio de opiniones sobre los asuntos prácticos de gran importancia para poner fin a las relaciones hostiles de décadas entre la RPDC y los EE. UU. Y lograr que la paz y la estabilidad se establezcan en la Península Coreana.

Junto a los presidentes han participado comitivas con Kim Yong Chol y Ri Su Yong, vicepresidentes del Comité Central del WPK, y el ministro de Relaciones Exteriores Ri Yong Ho; en tanto por EE.UU. estuvieron, el Secretario de Estado Mike Pompeo, el Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos John Bolton y el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca John Kelly.

Señalan que hubo un debate exhaustivo sobre las cuestiones del establecimiento de nuevas relaciones entre la RPDC y los Estados Unidos y la creación de un mecanismo de paz permanente y duradero.

Tras señalar que está complacido de encontrarse cara a cara con el presidente Trump y la delegación de los EE. UU., El presidente Kim Jong Un elogió la voluntad y el entusiasmo del presidente de resolver los asuntos de manera realista a través del diálogo y las negociaciones, lejos de la hostilidad pasado.

En tanto el presidente Trump valoró la creación de una atmósfera de paz y estabilidad en la Península Coreana y en la región, aunque angustiados por el peligro extremo de un enfrentamiento armado.

Kim Jong Un hizo un acuerdo inmediato sobre la propuesta de Trump para recuperar los restos de los soldados estadounidenses muertos durante la guerra de Corea y repatriar a los que ya estaban identificados y dio instrucciones para tomar una medida para resolverlo lo antes posible.

Según KCNA, Trump expresó su intención de detener los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur, que la RPDC considera una provocación, durante un período de diálogo de buena voluntad entre la RPDC y los EE. UU., Ofrece garantías de seguridad a la RPDC y levanta las sanciones en su contra junto con el avance en la mejora de la relación mutua a través del diálogo y la negociación.

Kim Jong Un y Trump tuvieron el reconocimiento compartido de que es importante respetar el principio de la acción simultánea paso a paso para lograr la paz, la estabilidad y la desnuclearización de la Península de Corea.

Este día, se ofreció un almuerzo en honor a los principales líderes de la RPDC y de los EE. UU. Y participantes en las conversaciones.

En el almuerzo se intercambiaron puntos de vista sobre la comunicación, el contacto y la visita entre ambas partes para consolidar los logros alcanzados en las conversaciones entre la RPDC y los Estados Unidos y desarrollar notablemente las relaciones entre la RPDC y los Estados Unidos.

Después del almuerzo, los principales líderes tuvieron una caminata, profundizando los sentimientos amistosos.

De esa manera Kim Jong Un , presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la RPDC, y Donald J. Trump, presidente de los EE. UU., Firmaron una declaración conjunta de las históricas conversaciones de la cumbre de Singapur.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *