UNICEF: la mitad de estudiantes entre 13 y 15 años del mundo sufren violencia en escuela

By on 6 septiembre, 2018

Un informe presentado este jueves 6 de septiembre de 2018 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), indica que la mitad de los estudiantes de entre 13 y 15 años de todo el mundo –alrededor de 150 millones— declara haber experimentado violencia entre pares en las escuelas y en sus inmediaciones.

En el informe, titulado Violencia en las escuelas: una lección diaria, se pone de manifiesto que la violencia entre pares (que se mide por el número de niños que denuncian haber sufrido acoso en el último mes o haber participado en una pelea física en el último año) ocupa un papel dominante en la educación de los jóvenes de todo el mundo, y repercute en el aprendizaje y el bienestar de los estudiantes tanto de países ricos como pobres.

“La educación es fundamental para construir sociedades pacíficas y, sin embargo, para millones de niños la escuela no es un lugar seguro”, aseguró la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

“Los estudiantes se enfrentan cada día a múltiples peligros, como peleas, la presión de unirse a las bandas, acoso (en persona y online), disciplina violenta, agresiones sexuales y violencia armada. A corto plazo, esto perjudica su aprendizaje; a largo plazo, puede acarrear depresión y ansiedad y puede llevar al suicidio. La violencia es una lección inolvidable que ningún niño tiene que aprender”, agregó la funcionaria.

En el informe se subraya una variedad de formas en las que los estudiantes se enfrentan a la violencia dentro y fuera de clase. Según los últimos datos disponibles de UNICEF:

En todo el mundo, algo más de uno de cada tres estudiantes de entre 13 y 15 años experimentan acoso, y una proporción similar participan en peleas físicas.

Tres de cada 10 estudiantes de 39 países industrializados admiten que acosan a sus compañeros.

En 2017, se produjeron 396 ataques documentados o verificados a escuelas de la República Democrática del Congo, 26 a escuelas de Sudán del Sur, 67 ataques en la República Árabe Siria y 20 en Yemen.

Cerca de 720 millones de niños en edad de asistir a la escuela viven en países en los que el castigo corporal no está totalmente prohibido en la escuela.

Si bien las niñas y los niños corren el mismo riesgo de padecer acoso, las niñas tienen más probabilidades de ser víctimas de formas de acoso psicológico y los niños de ser víctimas de violencia física y amenazas.

El informe destaca que la violencia que se ejerce en las escuelas con armas como cuchillos y pistolas sigue saldándose con vidas. Además, señala que en un mundo cada vez más digital, los acosadores están difundiendo contenido violento, hiriente y humillador con tan solo pulsar un botón.

Violencia en las escuelas: una lección diaria se publica como parte de la campaña mundial de UNICEF #ENDViolence. También forma parte de un esfuerzo colectivo de organizaciones como UNICEF, el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido, la UNESCO, otros miembros de la Alianza Mundial para Acabar con la Violencia contra los Niños y UNGEI (La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas), que trabajan para esclarecer el asunto y promover acciones con el fin de eliminar la violencia dentro y fuera de las escuelas.

En los próximos meses, UNICEF celebrará una serie de Conferencias de Jóvenes sobre la campaña #ENDviolence en todo el mundo. En estas charlas, dirigidas por estudiantes, los jóvenes contarán con una plataforma en la que podrán compartir sus experiencias con la violencia y expresar qué necesitan para sentirse a salvo en la escuela y sus inmediaciones, y se enviarán una lista de recomendaciones a los dirigentes mundiales. En julio, la Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF Lilly Singh lanzó la primera Conferencia de Jóvenes en Sudáfrica con un grupo de estudiantes de entre 13 y 19 años.

Para poner fin a la violencia en las escuelas, UNICEF y sus aliados hacen un llamamiento para que se adopten medidas urgentes en relación con los siguientes ámbitos:

Implementar políticas y leyes que protejan a los estudiantes de la violencia en las escuelas.

Reforzar las medidas de prevención y respuesta en las escuelas.

Instar a las comunidades y a las personas a que se sumen a los estudiantes para denunciar la violencia y trabajen para cambiar las costumbres en las aulas y en las comunidades.

Realizar inversiones más efectivas y específicas en soluciones que hayan demostrado ayudar a los estudiantes y a las escuelas a permanecer seguros.

Recopilar datos desglosados de mayor calidad acerca de la violencia contra los niños dentro y fuera de las escuelas y compartir aquello que funcione.

El informe, así como fotografías y contenidos en vídeo de la Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF Lilly Singh en Sudáfrica, entre otros, pueden descargarse aquí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *