Los malos discursos ante la ONU y los boletos para ir a la canonización de Monseñor Romero

By on 27 septiembre, 2018

Raúl Méndez, periodista salvadoreño.

Por Raúl Méndez

Opiniones 27 de septiembre de 2018.- Resulta increíble observar cómo los políticos gustan de perder el tiempo en lugar de trabajar en favor de tareas importantes como son aquellas que lleven beneficio a la población, sobre todo a la gente pobre y a la niñez que es el futuro de todas las naciones, y me refiero sobre los discursos ante la ONU y el tema de los boletos para los invitados a la canonización de Monseñor Romero.

Estos días se han producido discursos en el seno de las Naciones Unidas desde los ridículos hasta los más chocarreros, engañosos y mentirosos.

Se llega al pleno de las Naciones Unidas a hablar de otros países, a decir cómo les gustaría que se conduzca equis nación, y a pensar en público sobre lo fácil que sería intervenir un país. Claro que intervenir un país a otro, cuando el poderío militar está por encima de otros, pone las cosas en el papel de lo más fácil. Pero la realidad es la que dice otra cosa.

Por ahora los países que viven alrededor de Venezuela gobernada por el PSUV y Nicolás Maduro a la cabeza, insisten en que esa nación vive una crisis económica, social y política sin precedentes. Y ya quisieran de un solo plumazo hacer cambiar al gobierno. Y cómo no va a haber crisis, con todo el bloqueo a que está siendo sometida esa nación. Pero los otros países que están alrededor, aun cuando tengan el apoyo incondicional de los fondos internacionales, también viven sus propias crisis. Y algunos funcionarios de esos países prefieren mencionar que Venezuela vive en crisis, mientras guardan silencio sobre los fracasos de sus gobiernos y sus administraciones.

Pareciera que Venezuela vive los tiempos, como cuando todo mundo quería que Cuba fuera como ellos decían, pero Fidel y el Partido Comunista les dijeron que no, y ahí está Cuba, una nación a donde muchos quieren viajar, porque tiene sus propios atractivos, ya sea turísticos, como de atención en salud, porque –según dicen- ahí los tratamientos médicos son de menor costo que en otras naciones. Y algunos que hablan en mal de Cuba, viajan a ese país de escondidas, por diferentes motivos. A lo mejor es como dicen: el que habla de la pera, comérsela quiere.

Ahora, ya no solo es Venezuela la que ha sido envuelta en problemas, sino que también echaron al guacal a Nicaragua, creándole una crisis solo porque no les gusta el sandinismo, y no importa que esa nación centroamericana tuviera hasta abril, un crecimiento económico que cualquier nación desearía.

Yo no estoy de acuerdo con revolucionarios o no revolucionarios, solamente digo que los pueblos deberían de vivir en paz. Y la convivencia ciudadana comienza respetando las leyes de cada país. Si se respetan las leyes, se estará respetando las reglas del juego, y no habrá problemas. Porque los problemas nacen cuando se irrespetan las leyes. Si los ciudadanos optan por acceder a un gobierno y la ley establece un período para ir a elecciones, entonces, cada sector político, económico y social debe organizarse, para tratar de hacer cambiar el orden gubernamental a través de la ley, en este caso, a través de la consulta ciudadana por medio de elecciones. Si determinada organización política gana las elecciones, muy bien hecho, pero si determinada organización política pierde las elecciones, entonces debe respetar el tiempo de gobernación del rival, esa es la democracia. Salvo que determinada organización no desee respetar la ley y desee actuar fuera de esta, pero eso conllevará una cuota de sacrificio de sus seguidores y de los seguidores de la contraparte. Porque cuando se producen actuaciones fuera de la ley, delo por hecho que habrá muertes de uno y otro bando, y sin derecho a quejarse uno más que otro. Lástima porque los que mueren son personas que deberían estar trabajando para ayudar a sus familias y generando actividad productiva para el país, en uno y otro bando.

Por ejemplo, si hay protestas y protestas en un país, es cierto que hay quien pueda financiarlas desde fuera. Pero quiérase o no, esa situación de inseguridad afecta a todos, al gobierno, a los empresarios nacionales, a la gente que desea un trabajo bien remunerado. Fácil puede ser para aquel que financia protestas porque solo le basta poner equis cantidad de dinero para repartirlo, pero difícil es para quienes viven en ese ambiente, porque si no hay productividad, no habrá generación de empleo, no habrá ventas de productos, y no habrán ganancias para los empresarios. Entonces, mejor es pensar en la actividad productiva pacífica, en donde todos sean beneficiados, desde la señora que vende comida en su puesto, hasta el empresario que produce artículos diversos en serie. Porque cuando hay paz, todo mundo se dedica a producir, y cuando todo mundo está produciendo, todo mundo tiene un trabajo, tiene un salario para llevar alimento a la familia, y por ende, el empresario entre más vende sus productos, mejor será la ganancia a fin de año.

Por eso digo: no me importa, quien esté gobernando. Porque los gobiernos los elige el pueblo, y el pueblo se puede equivocar al elegir a un gobernante, pero la democracia está de acuerdo con lo que decida la mayoría del pueblo.

Los invitados a canonización de Monseñor Romero

Otro tema que está bastante álgido en los últimos tiempos es la asistencia al acto de canonización del Beato Óscar Arnulfo Romero y Galdámez en Roma.

El presidente Salvador Sánchez Cerén en esta parte –a mi forma de ver las cosas- ha errado. Diciendo que cada quién de los invitados pagará su boleto, como mostrando temor de lo que vayan a decir los demás sobre un gasto para asistir a tan magno evento, que beneficia a El Salvador como país.

Para mi ver el mandatario debió designar a quiénes le acompañarán, una comitiva no muy grande, para no incurrir en grandes gastos como ocurrían antes, cuando incluían hasta el chucho, pero entonces nadie decía nada.

Y ahora quién podría criticar al gobierno, si después del robo de los 300 millones de los fondos del estado, que solamente es una parte de la película, porque hay muchas películas similares, muy pocos podrían criticar el gasto en un boleto aéreo. Tampoco pueden argumentar que perderán las elecciones por pagar los boletos de los invitados.

Ahora, hay una cosa, hay quiénes puedan decir que no asistirán a dicho evento por tales o cuales razones, lo cierto es que la figura de Monseñor Romero es bastante complicada. Porque los de la derecha nunca van a estar de acuerdo con su canonización, porque ellos eran opositores de Romero, si hasta le causaron la muerte. E ahí la explicación para que algunos puedan exponer distintas motivaciones para no ir a la canonización. Y quiérase o no, están en su derecho.

Y como decía al principio, hay temas más importantes que se deberían tratar en favor de la gente pobre o de la niñez, pero no, algunos políticos prefieren perder el tiempo en otras cosas.

Nota: Raúl Méndez en un periodista salvadoreño, con una carrera de fotoperiodista y redactor iniciada en 1987, ex reportero de El Diario El Mundo, La Prensa Gráfica, y Diario Lapagina.com/ Esta tierra está hecha para todos/Debemos ser tolerantes y vivir en ella/Solamente la paz y la tranquilidad son los estados que pueden darle vida a la población/Seamos parte de ese proceso de pacificación. Para contactos: raumendez@yahoo.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *