Jueza ordena reapertura del caso explosión de bomba en FENASTRAS ocurrido en 1989

By on 9 octubre, 2018

El bombazo de FENASTRAS dejó 9 muertos y 40 heridos.

En un hecho sorpresivo de la justicia salvadoreña, el Juzgado 2° de Instrucción de San Salvador, dejó sin efecto el sobreseimiento definitivo decretado el 20 de junio de 2011 en el caso del bombazo en FENASTRAS, y ordena la reapertura del caso contra los acusados de la explosión ocurrida el 31 de octubre de 1989,  donde fallecieron nueve personas,  entre ellas  la dirigente sindical Febe Elizabeth Velásquez,  40 lesionados  y daños materiales.

En la resolución la juzgadora ordena la reapertura del caso  en la fase investigativa en que se encontraba a fin de garantizar el derecho a la verdad que tienen las víctimas.

El reporte judicial señala que el  pasado 11 de septiembre de 2018 el grupo de fiscales para la investigación de los Delitos Relativos al Conflicto Armado Interno,  se mostró  parte  para  intervenir en la causa penal, esto luego de solicitar a la juzgadora dejar sin efecto el sobreseimiento definitivo fundamentado en la prescripción de la acción y  sobre la base de la sentencia de inconstitucional  de la Ley  de Amnistía para la Consolidación de la Paz 1993, pronunciada por la Sala de lo Constitucional  el 13 de julio de 2016.

La jueza señaló que en  relación a la reapertura del caso,  es necesario darle una calificación provisional a los hechos para que sean  debidamente fundamentados,  señala que aunque no hay sujeto o sujetos  individualizados como los autores del hecho delictivo, la conducta que este o estos realizaron se adecuan a los delitos de actos de terrorismo, puestos que la víctimas pertenecían a la población civil, además de  homicidio agravado,   lesiones y lesiones graves  y daños agravados

Por lo tanto a fin de continuar la presente investigación la jueza encomienda a la parte fiscal realizar las siguientes diligencias:

Solicitar a la Oficina de Tutela Legal  del Arzobispado informe sobre los hechos ocurridos.

Se gestione ante la Policía Nacional Civil  un registro de documentos de la investigación de los agentes que participaron en dicha investigación el día de los hechos.

Se gestione ante  los diferentes medios de comunicación, prensa escrita y televisión, remitan si acaso tuvieren los archivos fotográficos o digitales relacionados a los hechos.

Así como ubicar  a las personas detalladas como víctimas de los delitos de lesiones y de los posibles ofendidos de los hechos y que se realicen entrevistas previas a fin de citarlos  y tomar en este juzgado  las respectivas declaraciones de ofendidos y testigos.

En vista de que medios de comunicación han manifestado que el gobierno  de Estados Unidos  de Norteamérica, desclasificó  documentos relacionados al presente proceso  sin que ello conste  en el proceso, se previene a la representación fiscal  que  de existir  los  mismos, los obtenga y presente a este juzgado.

Según la relación de los hechos  el 31 de octubre de 1989 un testigo  observó  que aproximadamente a las 12:30 de la tarde   un sujeto  puso un saco de pita  entre los dos portones de salida  de la sede sindical, ubicada  en la 10° Avenida Norte al costado oriente del Mercado Ex cuartel de San Salvador.

Detalla que sintió un olor a pólvora  por lo que se dirigió a alertar a un joven de las oficinas de la Federación  Sindical de Trabajadores (FENASTRAS), al momento detalla el testigo,  que el joven regresó y  le manifestó: “Una bomba” y fue cuando explotó.

Como resultado del acto terrorista  murieron Febe Elizabeth Velásquez, Ricardo Humberto Cestoni, Carmen Catalina Hernández, José Daniel López Meléndez, Julia Tatiana  Mendoza, Vicente Salvador Melgar, María Magdalena Rosales, Rosa Hilda Saravia y Luis Edgardo Vásquez.

Según el expediente el caso fue denunciado a instancias internacionales por la supuesta falta de acceso a la justicia nacional y tutela judicial, ya que hay prueba sustancial de que las autoridades competentes de El Salvador no llevaron una investigación completa e imparcial de los atentados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *